El delito de falsedad documental

Antonio Estella Aroza

Aunque el nombre de falsedad documental pueda llevar a confusión, este delito implica otras acciones sobre un documento, además de la falsificación.

¿Qué es el delito de falsedad documental?

El delito de falsedad documental ocurre cuando una persona falsifica, altera, modifica o simula un documento. Tal como explica el código penal en el artículo 390, 391 y 392.

Pero, antes de entrar en profundidad en este tema, debemos entender previamente…

¿Qué es un documento a nivel jurídico?

En términos jurídicos, se considera documento cualquier material que contenga datos, hechos o narraciones que puedan ser utilizados como prueba o que tengan importancia legal.

Teniendo en cuenta esto, podemos entender que, jurídicamente, el concepto de documento puede abarcar medios diferentes al papel como documentos digitales, bases de datos, etc.

Además, en el código penal también se distingue entre documentos privados, públicos, mercantiles y oficiales. A continuación, explicaremos los diferentes tipos.

Tipos de falsedades documentales

En el código penal, se distinguen diferentes tipos de falsedad documental 

Falsificación de documentos públicos

Este tipo de falsificación documental es especialmente grave y está estrictamente penada. Esto es así, ya que puede tener un gran impacto en la confianza en las entidades públicas y en el funcionamiento de las instituciones.

La falsificación de documentos públicos puede ser cometida de varias maneras:

  1. Alteración de documentos. Cambiar alguno de los elementos esenciales de un documento oficial para modificar su contenido o significado.
  2. Simulación de documentos. Crear un documento falso en total o en parte, de manera que parezca auténtico y pueda engañar a las personas sobre su validez.
  3. Suplantación de intervención. Incluir en un acto oficial la participación de personas que no estuvieron presentes, o atribuir declaraciones falsas a quienes sí participaron del acto.
  4. Falsedad en la narración de hechos. Mentir en la descripción de los hechos en un documento oficial.

Las penas por falsificación de documentos públicos pueden incluir:

  • Prisión de tres a seis años
  • Multas de seis a veinticuatro meses
  • Inhabilitación especial de dos a seis años

Un particular también puede ser culpable de falsedad documental si comete alguna de las tres primeras conductas mencionadas en documentos públicos, oficiales o mercantiles. Las penas para los particulares incluyen prisión de seis meses a tres años y multas de seis a doce meses.

Además, los particulares pueden ser castigados por tráfico y uso de documentos falsificados a sabiendas de su falsedad. El Código Penal también prevé penas para los funcionarios públicos que cometan falsedad documental por imprudencia grave, imponiendo multas y suspensión de empleo o cargo público por seis meses a un año.

Falsificación de documentos privados

La falsificación de documentos privados se refiere a que un particular realice una o varias de las siguientes acciones, con la intención de causar un prejuicio:

  1. Alteración de documentos privados: Modificar algún elemento esencial de un documento privado para cambiar su contenido o efecto.
  2. Simulación de documentos privados: Crear un documento falso en todo o en parte, haciéndolo pasar por auténtico.
  3. Suplantación de intervención en documentos privados: Incluir en un documento privado la participación de personas que no estuvieron presentes, o atribuir declaraciones falsas a quienes sí participaron.

Como se ha comentado, en este tipo de falsificación no solo es necesario probar el dolo falsario (la voluntad de falsificar), sino que debe probarse también la voluntad de que se quería causar un prejuicio.

El Código Penal español castiga este delito con penas de prisión de seis meses a dos años. Si un particular presentara un documento privado falso en juicio, a sabiendas de su falsedad, o lo usara para perjudicar a otro, también será castigado (aunque con penas inferiores a las aplicadas a los falsificadores originales)

Falsificación de certificados

La falsificación de certificados puede ser cometida por una amplia gama de sujetos, incluyendo particulares, autoridades, funcionarios públicos y facultativos (profesionales de la salud, por ejemplo).

Este tipo de falsificación incluye la alteración, simulación o creación de certificados falsos.

El Código Penal español impone las siguientes penas:

  1. Facultativos: Los profesionales de la salud que expidan certificados falsos enfrentan multas de tres a doce meses.
  2. Funcionarios públicos: Aquellos que emitan certificados falsos con escasa trascendencia en el tráfico jurídico serán suspendidos de empleo o cargo público por seis meses a dos años.
  3. Particulares: Aquellos que falsifiquen certificados serán castigados con multas de tres a seis meses.

Falsificación de instrumentos de pago distintos del efectivo

La falsificación de medios de pago, como tarjetas de crédito y débito, cheques de viaje y otros instrumentos de pago distintos del efectivo, es un delito grave que el Código Penal español aborda específicamente en su artículo 399 bis.

Este delito incluye la alteración, copia, reproducción o creación de instrumentos de pago falsos.

Las penas por este delito varían en función de la gravedad y el contexto:

  1. Falsificación: La falsificación de tarjetas de crédito o débito, cheques de viaje u otros instrumentos de pago se castiga con penas de prisión de cuatro a ocho años.
  2. Tenencia y tráfico: La posesión y distribución de estos instrumentos falsificados con la intención de tráfico se castiga con las mismas penas que la falsificación.
  3. Uso de instrumentos falsificados: Aquellos que, sin haber intervenido en la falsificación, usen estos instrumentos a sabiendas de su falsedad y en perjuicio de otro, enfrentan penas de prisión de dos a cinco años.
  4. Posesión para uso fraudulento: La posesión de estos instrumentos con la intención de usarlos fraudulentamente se castiga con penas de prisión de uno a dos años.

En casos en que los hechos afecten a un grupo de personas o se cometan en el marco de una organización criminal, las penas se impondrán en su mitad superior.

Además, las empresas también pueden ser responsables de estos delitos, enfrentando multas y otras sanciones previstas en el artículo 399 bis del Código Penal.

¿Cómo se puede demostrar la falsedad documental?

Para que se considere que se ha cometido un delito de falsedad documental, se deben cumplir ciertos requisitos:

  1. Alteración de la verdad. Esto significa que la información en el documento haya sido cambiada de manera que no refleje la realidad. Estas alteraciones pueden ser cambiar fechas, nombres o cualquier otro dato importante.
  2. Cambio en elementos esenciales del documento. No se debe tratar de cualquier pequeño error o modificación. La alteración debe afectar partes cruciales del documento. Por ejemplo, modificar la cantidad de dinero en un cheque o la fecha de un contrato es considerado una alteración esencial.
  3. Impacto en las consecuencias jurídicas. El cambio en los datos debe ser tan significativo que influya en los resultados legales que el documento generaría.

Acusar a alguien de falsedad documental requiere probar una alteración intencional y significativa de la verdad en un documento, afectando elementos cruciales y cambiando sus posibles efectos legales.

La existencia de estos requisitos hace prácticamente imprescindible la presencia de un perito para demostrar la falsedad documental. Este perito podrá analizar los supuestos documentos en busca de pruebas que demuestren su falsedad.

Ejemplos de falsedad documental

La falsedad documental puede presentarse de diversas formas, afectando tanto a documentos públicos como privados. A continuación, se describen algunos ejemplos comunes de este delito y sus posibles consecuencias:

  1. Alteración de documentos administrativos: Supongamos que un funcionario público altera la fecha de un documento administrativo para favorecer a una persona en particular. Este acto no solo compromete la integridad del documento, sino que también puede tener consecuencias legales significativas para el funcionario.
  2. Falsificación de contratos privados: Un individuo puede falsificar la firma de otra persona en un contrato de arrendamiento para obtener acceso a una propiedad. Esta acción puede llevar a una disputa legal sobre la validez del contrato y posibles sanciones penales.
  3. Emisión de certificados médicos falsos: Un profesional de la salud que emite un certificado médico falso para que un paciente pueda obtener beneficios del seguro de salud comete un delito de falsificación de certificados. Esto puede resultar en multas y suspensión del ejercicio profesional.
  4. Uso fraudulento de tarjetas de crédito: Un miembro de una organización criminal puede reproducir tarjetas de crédito falsificadas y distribuirlas para realizar compras fraudulentas. Las penas por este tipo de delito son severas, especialmente cuando afecta a múltiples víctimas.
  5. Falsificación de cheques de viaje: Una persona que falsifica cheques de viaje para realizar compras internacionales comete un delito grave. Si es parte de una red organizada, las sanciones pueden ser aún más estrictas.
  6. Falsificación de firmas: la falsificación de la firma de una persona es uno de los ejemplos más comunes de falsificación documental. La falsificación de la firma de una persona en un documento es un claro ejemplo del delito de falsedad documental.

¿Dónde puedo denunciar la falsedad documental?

Si sospechas que has sido víctima de un delito de falsedad documental o tienes pruebas de que se ha cometido, deberías actuar con inmediatez para evitar cualquier consecuencia.

Puedes denunciar este delito ante la policía, la Guardia Civil, o directamente en el juzgado de instrucción correspondiente. 

El proceso puede ser complejo y es fundamental contar con el asesoramiento adecuado de un abogado penalista para garantizar que tu denuncia se gestione correctamente y que se tomen las medidas legales necesarias para proteger tus intereses.

Dada la complejidad de este tipo de delitos, te recomendamos que no interpongas la denuncia sin haber contactado previamente con un abogado que te asesore en los términos de la misma.

Contacta con nosotros hoy mismo para una consulta y asegura la defensa de tus derechos.

La falsedad documental es un delito serio que puede tener consecuencias significativas. La comprensión de los diferentes tipos de falsificación y las medidas para prevenirla son esenciales para mantener la integridad de los documentos y proteger los derechos de las personas.

Estamos disponibles 24h
607 19 32 53

Introduzca su teléfono y nosotros le llamamos

Blog

Artículos relacionados
En nuestro blog tienes otras publicaciones que podrían interesarte, además de esta. Descúbrelas.
    Ir al Blog